Un día que se va

un día que se va,
un día que pudimos haber estado al otro lado
y no estuvimos.






Fotografía Gabriela .
Texto Gioconda Belli.



Cuento de amor



¿Habéis oído cantar un pájaro en la noche?

Suele ocurrir que un rayo de luna, un rayo levemente dorado, derramándose, derramándose por entre el misterio del follaje, alcanza la rama donde se acurruca el avecita dormida, y la despierta. No es el alba, como imagina el ave. Pero... ella canta.

Luego, si el avecilla es lo que se llama equilibrado y fuerte pajarito, descubre su engaño, y hunde otra vez el pico en la tibieza de las plumas y se vuelve a dormir.
No obstante, avecitas hay, inquietas y frágiles, para quienes el rayo de luna tiene un poder de sortilegio.
Y tras de cantar, saltan aturdidas y vuelan... Sólo que, como en la oscuridad, o se ahogan en un lago iluminado por el pálido rayo de oro, o se rompen el pecho contra las espinas del mismo rosal florido que, horas después, pudo escucharles sus mejores trinos y encender sus más delirantes alegrías.

¿Cuál es el rayo venenoso que despierta algunas almas en la noche, les roba al amanecer y las ahoga en una existencia de tinieblas?



Texto "El niño que enloqueció de amor" Eduardo Barrios.
Fotografía Lucrecia Díaz.


Hoy...



Hoy lloré
como nunca
como nadie
como loca
como los sauces
lágrimas de sed
lágrimas de sal
lágrimas como lluvia
como lluvia con sol
como lluvia de estrellas
como estrellas fugaces
como fugaces amores
como amores perdidos
como perdidos sueños
como sueños truncados
como truncados caminos
como caminos inciertos
como inciertos futuros
como futuros deseos
como deseos de vos
como vos que no estás
como no estás,

hoy lloré


Poema "Como lluvia con sol" , Claudia
Imagen Gabriela


Las lágrimas de Arakuine

El Monje Arakuine lloraba. Su amigo le preguntó:
-¿Por qué lloras?
Arakuine respondió:
-¡Ve a preguntárselo al maestro!
Fue a ver al maestro:
-¿Por qué llora Arakuine?
-¡Ve a preguntárselo! - respondió el maestro.
El monje regresó al lado de Arakuine y le encontró riendo. Le dijo: -¿Cómo puede ser? ¡Antes llorabas y, ahora, ríes! ¿Por qué?
Arakuine le respondió:
-¡Por que antes yo lloraba y ahora río!


Si tengo ganas de llorar, lloro. ¿Por qué contenerme? El cielo es azul, sobreviene un tormenta, llega la lluvia. Pero luego, la lluvia se va.
¡Pregúntate a ti mismo! Entras en ti y te ves llorar. ¡Cuando llores, llora! ¡Cuando comas, come! ¡Cuando te enfades, enfádate! ¡No reprimas tu cólera! ¡Abandónate! ¡Pregúntate a ti mismo! Sé un cielo azul transparente. ¡Y cuando tengas ganas de llorar, llora y luego, si tienes ganas de reír, ríe! La tormenta ha pasado y los pájaros cantan. Tú dejas venir y dejas pasar con un inmenso placer.
¡Qué placer coger el cabreo! Es una descarga de energía. ¡Qué maravilla! ¿Y tener una depresión? ¡Qué maravilla! De hecho, sabemos que no somos eso. ¿Y el dolor? ¿Y la enfermedad? ¡Qué maravilla! ¡No somos eso..., pero en absoluto! Somos el cielo azul y no nos identificamos con estos estados. ¡Basta! A continuación se deja entrar la luz en nuestra cabeza. En la luz, hay la sombra y otras cosas, pero es siempre la luz...
(De "El dedo y la luna" A. Jodorowsky)

Otoño


Aprovechemos el otoño
antes de que el invierno nos escombre
entremos a codazos en la franja del sol
y admiremos a los pájaros que emigran
ahora que calienta el corazón
aunque sea de a ratos y de a poco
pensemos y sintamos todavía
con el viejo cariño que nos queda
aprovechemos el otoño
antes de que el futuro se congele
y no haya sitio para la belleza
porque el futuro se nos vuelve escarcha.

Benedetti.



Fotografía Gabriela

Abrazo

Cuando en el abrazo se agiten tus sentidos
—cual hojas de un árbol—
entrégate en ese estremecimiento.
(Sutra budista)
Y en este abrazo infinito
volvámonos Amor

Al abrazarnos
seamos el Abrazo

Al besarnos
seamos el Beso

¡Volvámonos Amor
entremos en la eternidad!

Texto Gabriela
Imagen "Satisfacción", Gustav Klimt.
(Espero poner una foto mía en esta entrada... También acepto sugerencias...)

Quiero nacer de nuevo...


Quería intentar vivir
tan sólo aquello que
tendía a brotar
espontáneamente de mí,
¿por que habría de resultarme tan difícil?
(Demian, Hermann Hesse)




Tan equivocada
tan distraída...
Confundí lo esencial:
"Que no hay quien ame más
sino que dos
no se aman igual".

Voy dejando la ansiedad
para pasar a una necesaria tranquilidad.
Creo escuchar esa vocecilla ahí dentro,
mas me pide que guarde mucho silencio.

Silencio
desapego
paciencia
espera
sosiego

¿Te suelto, me sueltas?
¿Crees que aún estamos a tiempo?

Quiero nacer de nuevo
empezar de cero
no quiero tocar tonadas


sólo aprender a amar y ser amada.


Texto Gabriela
Fotografía Gabriela.

Y todo vuelve a comenzar...


El eterno ciclo de la vida se define en cuatro estaciones en constante repetición...
Estación tras estación, año tras año, vida tras vida. El ciclo del aprendizaje del hombre también se manifiesta de estación a estación, pasa por el dolor, la perdida de la inocencia, el despertar de la sexualidad, la poseción y la muerte, y del arrepentimiento a la redención, y de la liberación a la purificación.
El tiempo del cosmos también lo es del hombre. Así lo plantea Kim Ki Duk con su cosmovisión en la película "Primavera, Verano, Otoño, Invierno... y otra vez Primavera".

Toda la hermosura visual y metafórica en tan solo 103 minutos.

El ciclo de la vida del hombre coincide con la llegada de la primavera, que es honesta pero a la vez necesaria, aquí es donde nos encontraremos frente a ese "árbol del bien y del mal" y será ese conocimiento el que en el eterno ciclo nos encamina hacia la armonía y la redención.

-"Pero si alguno de los animales, el pez, la rana o la serpiente, ha muerto, llevarás la piedra en tu corazón para siempre."-

Verano se define con el arribo del despertar sexual adolescente, la lujuria en estado puro. El amor y el sexo, la posesión y los celos.

-"El amor lleva a la lujuria y ésta a la destrucción, la muerte"-
-"Quien desea termina poseyendo, quien posee termina perdiendo, quien pierde nunca aprendió a tener" -

La adultez y el otoño, en donde se produce el desenlace de nuestras vidas, donde se cometen los errores pero también donde se nos dá la posibilidad del arrepentimiento.

-“Que hayas podido asesinar fácilmente no quiere decir que puedas quitarte la vida fácilmente”.

-"Para ello tendrá que tallar el mantra de la paz interior: “a medida que los talles se irá borrando el rencor de tu corazón”. -

Es en el invierno frío y helado sobre el lago, en que nuestro hombre alcanza la expiación cargando la piedra que llevara en su corazón hacia la cima de la liberación.

-“A veces debemos renunciar a aquello que amamos”. -

Y todo vuelve a comenzar, termina el invierno con las últimas lluvias y los mas pasaderos fríos para recibir la llegada de la primavera la que marcará el inicio de un nuevo ciclo...

Magia...


¿Y si durmieras?
¿Y si ,
en sueños,
soñaras?

¿Y si,
en el sueño,
fueras al cielo
y allí cogieras
una extraña
y hermosa flor?

¿Y si,
al
despertar,
tuvieras esa flor
en la mano?


Texto S. T. Coleridge
Fotografía Gabriela.

Huidobro lo dice mejor que yo...



Mi gloria está en tus ojos
Vestida del lujo de tus ojos y de su brillo interno
Estoy sentado en el rincón más sensible de tu mirada
Bajo el silencio estético de inmóviles pestañas
Viene saliendo un augurio del fondo de tus ojos
Y un viento de océano ondula tus pupilas

Nada se compara a esa leyenda de semillas que deja tu presencia...

Y esa mano que se levanta en ti como si fuera a colgar soles en el aire
Y ese mirar que escribe mundos en el infinito...

Y ese beso que hincha la proa de tus labios
Y esa sonrisa como un estandarte al frente de tu vida...




Extracto "Canto II", Huidobro.
Fotografía Gabriela.

Invisible




me volveré invisible
(oh, si pudiera saber que me reconoces)

y secaré tus labios vivos
del ansia de mis besos

taparé tus oidos
para disimular el suspiro ahogado
que canta en mi pecho
cada vez que estás...
vas
eres
cerca de mi

no seré descubrierta, amor
nadie lo notará



Texto Gabriela
Fotografía Erwin.

Puntos suspensivos

...

Sería


Hoy sería la tarde

vestida de brisa y sol palideciendo

Sería una noche,

una mañana de enero


Sería todo,

todo lo que espero,


Todas las miradas,

los besos

todos los amaneceres

los despertares en verso

el vuelo de una golondrinas

perdido entre reflejos.


Hoy sería una tarde

una tarde sin prisa

mi caminar lento

Sería lo que me alcance

hasta lo que se lleva el viento

para estar muy lejos de mí

y no ser

esta pena

que hoy tengo



Texto Gabriela

Fotografía Gabriela

Te espero

Te espero
con estas ganas que no callan.

Desde mi antes
hasta mi siempre
para beber cada eco de tu voz
y así abrazar tu sombra de una vez.

Así te espero
como lirio al sol
como mi piel
a tu deseo.

Te espero
aunque cese la vida
y mis brazos caigan de a poco
mi clamor chispee tristeza
y mi voz ya no reconozcas.

Así amor,
te espero.

Texto Gabriela
Fotografía Gabriela.

Como bailarina

Antes eras tú,
tras mí
como aire freso
de mañanas en
abril.

Yo, llena de encantos
como bailarina
de tiempos donairosos
tiempos sin huidas
de secretos al oído
caricias de perlas
maravillas de tu ser.

Ahora soy yo
tan lejos de tí
máscara incolora
de espantos hondos
miserias de mi alma.

devuélveme la vida...


Texto Gabriela
Imagen Internet.

La primera tarde

yo voy contando tardes,
robando sus colores
por si algún día triste me confundo

yo ví el color de la tarde
y su brisa acarició mi cara
se amigó conmigo
la primera tarde

tan simple ella
tan lúcida y serena !

vendrán otras,
más yo guardo en mí
la que fuera sincera
mi primera tarde.

Texto Gabriela
Fotografía Gabriela (Parque Padre Hurtado)

Me detengo


hoy me detengo,
a no sé que, pero me detengo

dejé de dar pasos en falso, mejor quedar inmóvil

la poca certeza y la duda me hacen usar el freno.
y asi me quedo
y gozo de algún modo este instante
mio
libre
solitario
confuso


me detengo a decir sí cuando quiero decir no
me detengo a mirar a los ojos cuando quiero esquivar
me detengo a vivir
cuando una vez más
quisiera morir.

Texto Gabriela
Fotografía Gabriela.

...


En mi corazón
hay voces que lloran

No pensar más en nada
Los recuerdos y el dolor se yerguen
Huidobro.

Yo decidí dejar de pensar por un rato, parece inevitable.
Los dejé (a mis malditos pensamientos) en una habitación vacía y cerré la puerta por fuera.

...al menos ya no me molestan al acostarme.

EMPEZAR EL DÍA




me dispara de la cama un impulso necio, hace frío, hace sueño.

otro día más que empieza igual que ayer, y que ayer, y que antes de ayer, pero por hoy haré cambios... primero desayuno, luego pienso.

hay algo que no puedo cambiar, el portaretrato de mis hijos en la mesita del comedor está siempre caído, lo vuelvo a enderezar.

el pan al tostador

las legumbres en el agua

mis zapatos bajo la mesa (mi mala costumbre de quedar descalza)

mirar a través de la cortina y ver que hay sol, ¡ no quiero sol, quiero lluvia !

me demoré mucho... otra vez se quemó el pan.



para Claudia, con cariño
me imagino que debe ser parecido aquí o al otro lado de la cordillera.
que tengas buen día amiga !!!


Texto Gabriela
Fotografía Gabriela

CERQUITA TUYO




Me quedaría contigo así para siempre,
en un abrazo eterno, tierno y tibio,
cerca de tu cara y sintiendo
tu respiración.
Me hace feliz!
y más que feliz...me hace libre,
me quitas la pena, me quitas mis rabias,
me das paz.

Me quedé así cerquita tuyo
cuando te
dormiste,
y tus sueños me quitaron el
frío,
estabas tibia y delicada.
Eras mi bella durmiente.

Yo solo pensaba en tu sueño,
y me olvide de los míos,
me quedé en ese pensamiento
en ese instante contigo,
cerquita tuyo,
cuando te dormiste.

Sólo duerme.

A mi hija,
hoy cuando se durmió.


Texto Gabriela
Fotografía Gabriela